Pia Petersen Le site officielSite de Pia Petersen

Logo de Facebook Logo de Twitter Logo de Linkedin Logo de Google+

PDF Imprimer Envoyer
Index de l'article
Iouri
Extrait en espagnol
Presse

Couverture du livre IouriIouri

Extrait en espagnol

Traduction: Amanda Granados Mora

Tiene que irse. Su decisión esta tomada, nada de echarse para atrás, saldrá y hará como lo había previsto, exactamente como lo ha previsto. Todo está listo encima de la mesa, listo para ser usado. Se agacha y se pone las zapatillas de deporte nuevas. Las eligió de color oscuro para no hacerse notar. Se pone derecho y toma su chaqueta sobre la silla y recoge sus guantes encima de la mesa y la bufanda y el gorro y se viste luego permanece inmóvil durante un buen rato, está listo para irse pero duda. Pronto ya no podrá cambiar de idea y recomenzar su vida de antes. Será otra persona. Ya no podrá volver a ser ese que era antes de esa noche. Imposible. Sin embargo aun no es demasiado tarde, aún puede echar marcha atrás y quedarse en su casa. Entreabre la puerta y permanece en el umbral. Duda aún. ¿Por qué siempre es tan difícil elegir ? Tenemos derecho de cambiar de idea, es lo que se dice a sí mismo.

Ya no quiere ir pero volver a subir a su casa y volverse a costar y sin embargo tiene que ir, sabe que tiene que continuar hasta terminar, es como si se hubiera comprometido o un proyecto y su decisión esta tomada desde hace mucho tiempo atrás, no tiene que elegir, solo ir a fondo pero no quiere. Jamás se había imaginado en una situación igual. No era el destino que se había imaginado pero así era y tenía que aceptarlo. Oscurece. Todo el día ha soplado mucho viento y hay nubes y a veces algo de lluvia y aun sopla un poco de viento. Abre la puerta y se desliza afuera.

Ella no ha debido marcharse tan de noche, sin confirmar si tenía dinero para tomar un taxi, debería haberse quedado y dormir allí pero no fue lo que hizo y ahora ella debe regresar a pie. Está bien oscuro. Camina, atenta al menor ruido. La angustia estar en la calle de noche. Escucha a lo lejos el tráfico y eso podría tranquilizarla pero está bien lejos y no se siente tranquila, para nada. Escucha pasos, a alguien que la sigue y se da la vuelta para ver, escruta cada rincón pero no ve a nadie y sin embargo alguien está allí, ella escuchó sus pasos. No se equivoca. Vuelve a caminar. Se dice que está exagerando, que es una histérica pero ella tiene miedo, tanto y cualquiera en su lugar hubiera sentido miedo y al fin de cuentas ella no es histérica. Acelera el paso. Si la persona que la sigue se esconde, es que tiene un motivo. Tiene calor con ese abrigo pero no puede detenerse para quitarselo. Sopla el viento y hay bruma. Una atmósfera inquietante. Esta mañana por la radio, dijeron que la temperatura bajaría de por lo menos seis grados y que haría mucho más frío. ¿ Por qué no hay nadie en la calle ?
Gira a la izquierda. Unos sin techo deben dormir en la esquina, deben estar durmiendo por allí pero ella no los ve entonces esto no le ayuda, ¡vaya que lío !
Se dice que debería darse la vuelta y decirle a la persona detrás suyo que la deje tranquila, no me siga, déjeme pero no se atreve y camina más rápido. Afortunadamente que las calles están iluminadas. Mira las fachadas de los edificios, negras o sombrías. En general la gente duerme a esta hora, sobretodo el lunes. Vuelve a escuchar pasos, detrás suyo, no cabe la menor duda, hay alguien. Se inclina hacia adelante y acelera. No quiere mostrarle que tiene miedo pero es más fuerte que ella, nada en el mundo podría pararla, nada en el mundo y echa a correr, correr con pasos cortos apretando el bolso contra ella y el calor bajo el abrigo la sofoca. Un coche llega enfrente y camina más lento. Durante un corto instante los faros la iluminan y seguramente el conductor tuvo que haber visto que ella tenía miedo y que es algo serio y va a detenerse, es lo que ella se dice levantando un brazo para hacerle señas pero el coche no se detiene y rápidamente ya no lo escucha más. No se escucha más que el silencio y los pasos tras ella. Gira a la izquierda y luego una calle más allá, a la derecha. Su pelo está empapado por el sudor y él continua siguiéndola. Debe ser un hombre. Lo escucha y escucha los fuertes latidos de su corazón, hasta dolerle y luego siente un bazo. No es su costumbre correr y ya no logra respirar pero sigue corriendo a pesar de todo y lo escucha detrás, con claridad. Respira con dificultad. Se dice que podría gritar. Auxilio. Por favor.

Ya no aguanta más. Tiene que respirar, recuperar su respiración, tiene que pararse, necesita pararse y que se dé la vuelta para decirle que la deje tranquila.
Se detiene. Quiere decirle algo pero su respiración está entrecortada y no logra hablar. Tose. No me mate, esto es lo que quisiera gritar para que la gente se despierte pero no dice nada, no sabe qué es lo que él quiere y eso sería provocarlo. Se echa a correr nuevamente. Tal vez él sólo quiere hablar con ella. Que se conozcan. Tal vez él va en la misma dirección. Con el aliento entrecortado ella se detiene y luego se para de nuevo. El sudor le corre por la espalda y tiene la nuca sudada, mira a su alrededor para ubicarse pero la sangre le late en los oidos y siente que un dolor le aprieta el pecho y siente tanto miedo como para discernir con claridad lo que le pasa. Se sacude y se obliga a andar, lentamente. El también. El está detrás de ella, escucha su respiración, está muy cerca, detrás de ella, muy cerca. El dice no quiero morir y las lágrimas recorren su rostro, dice sin darse la vuelta no me mate y se queda estática. No logra dar un paso más. Siente unas manos en su espalda. Ha puesto sus manos en su espalda, sus manos son pesadas y la agarran por el cuello. Piensa que sería muy fácil matarla. Dice algo. Un murmullo. No debe sentir miedo. Su voz es ronca. El murmura pero ella lo escucha con claridad. Siempre se escuchan las cosas importantes. Dice que no debe tener miedo y siente su cuerpo contra el suyo, el calor que se desprende de su cuerpo y su olor también y ella tiene ganas de vomitar y su boca le toca casi la oreja. No debe tener miedo. No es nada. Ella le pregunta ¿Por qué ? ¿Por qué ? Podríamos hablar, le propone ella y las lágrimas ruedan sobre la cara y ella se dice que tener un chorro negro de maquillaje sobre las mejillas. No le contesta pero sus manos no la sueltan. Durante un buen rato él no dice nada luego quita una mano y con la otra aprieta su garganta y lo escucha urgar en su bolsillo y siente su otra mano luego tiene una bufanda alrededor del cuello. El hombre la aprieta contra él como si la abrazara de verdad y hay la bruma, en la radio dijeron que hacía demasiado calor para la temporada pero que la temperatura iba a bajar y la bufanda está anudada alrededor de su cuello y ella sabe que va a morir.



 
Partager sur vos réseaux préférés

Radios - Télés


France Inter
Remède à la mélancolie
Eva Bester

Logo de France Inter

Invitée: Pia Petersen

Émission du 7 août 2014



 

 

France Culture
Le Carnet d'or
Augustin Trapenard

Logo de France Culture

Page 106 - Amour

avec Philippe Djian, Dominique Noguez et Pia Petersen

Émission du 14 décembre 2013

 

La Grande Librairie (France 5)

Par François Busnel

Photo tirée de l'émission La Grande Librairie sur France 5

 

Logo de l'émission Entrée libre - France 5Entrée libre (France 5)

Par Laurent Goumarre

Pia Petersen, Un écrivain, un vrai, Actes Sud

Photo tirée de l'émission Entrée Libre sur France 5

 

France Inter
La Librairie francophone
Emmanuel Khérad

Logo de France Inter

Guy Goffette, Pia Petersen et Uderzo



Site de France Inter

 

France Inter
(Le 5/7 du week-end)
Entre chien et loup

Logo de France Inter

Par Laurence Garcia



 

Site de France Inter

France Culture
Le Rendez-vous
Laurent Goumarre

Logo de France Culture

avec Robert Guediguian,
Pia Petersen
et la Session de Mama Rosin

Émission du 5 février 2013

 
Partager sur vos réseaux préférés

Reboot

REBOOT

- Art 1: Il faut matérialiser l’air du temps.

Dans les années quatre-vingt, l’informatique arrive sur le marché du travail et s’introduit à domicile. Le cerveau artificiel prend la place de l’homme, le remplaçant peu à peu.
Dans les années quatre-vingt-dix, avec Internet les notions espace et temps explosent, nos repères géographiques (...)

 

Cliquez pour continuer...

 
Copyright © 2017 Site de Pia Petersen. Tous droits réservés.
Joomla! est un logiciel libre sous licence GNU/GPL.